miércoles, 28 de marzo de 2007

Las campanas

Uno de los instrumentos de crucial importancia en el desarrollo de cualquier celebracion liturgica en la catedral de El Burgo de Osma fueron las campanas, manipuladas por los asalariados del cabildo, los campaneros, encargados de hacerlas sonar "a todas las horas canonicas, misas, procesiones, aniversarios de difuntos, y en tiempo en que aparecen nublados y truenos", que lleva parejo el de entonador de los organos. Su uso se remonta a los mismos origenes de la catedral, y poco a poco fueron arreglandose y renovando.
Algunos de los nombres fueron: Manuel Molinero en los ultimos años del siglo XVIII, los Abarrategui, a mediados del siglo XIX y a partir de 1877, una importante saga, que ha permanecido hasta nuestros dias. Esta se inicia con Antonio Otin, hasta 1891, al que siguen Pio, Jeronimo y los ultimos hijos de este. Hacia ya mas de treinta años que no subian los mas de ciento sesenta peldaños, para hacer los repiques clasicos de los dias solemnes, primero con las seis campanas mayores y despues con las doce que existen, incluido el volteo de dos de ellas (la de San Juan y la de las Animas). Los diferentes toques eran aprendidos de generacion en generacion, casi doscientos cincuenta años, guardando el orden de antiguedad: Campana de San Pedro, fundida en 1908 por el taller de los hermanos Menezo y Ramon, con 2745 Kg., y la de San Juan, de 1966, que pesa 904 Kg., en el lado sur, por Ricardo Otin; en la pared oeste, la antigua campana de las Animas, refundida por la casa Quintana en 1981, con un peso de 729 Kg., y la de la Concepcion, del obispo Escudero, de 1908, con 1425 Kg., por Nicanor Otin, y en el lado este la denominada del Entablao, de 1540, mandada hacer por el dean Don Antonio Melendez, con 451 Kg., y una de las de mas belleza sonora, y la de Santo Domingo, de 1663, con 496 Kg. y conocida con el sobrenombre popular de la Piconera. Complementan a estas las del lado norte. Se trata de cuatro campanillos de los años 1763, 1888, 1700 y 1979, empleados para rellenar los toques y sobre todo para los repiques de difuntos.

Campanas. Repique solemne con volteo. Grabacion realizada en la catedral de El Burgo de Osma (Soria) los dias 8 y 21 de marzo de 1997.

4 Comentarios:

verrugón dijo...

me parece un documento entrañable, sugerente, ¿tienes mas toques?
mi mas sincero recuerdo a la familia OTIN "los Campaneros"

verrugón dijo...

en verdad es emotivo.

campana de mi lugar
tu me quieres bien de veras, cantaste cuando nací
llorarás cuando me muera.

Diario de un burgense dijo...

Tengo mas toques y repiques, lo que no tengo es tiempo para aumentar la frecuencia de publicacion. Espero poder dedicarle mas tiempo a mi blog.

Un saludo.

Anónimo dijo...

Por cierto que en una página de unos campaneros valencianos, destacan el penoso estado en el que se encuanentran, tanto las campanas como el campanario de la catedral, y el valor de las melenas de algunas de ellas