miércoles, 21 de noviembre de 2007

El pozo de la Peña


Al comienzo de La Hoz, entre el puente del rio Abion y el meandro que dibuja el mismo rio bajo el cerro del castillo de Osma, se encuentra el paraje conocido como el pozo de la Peña. Como su nombre indica se trata de una poza donde el rio Abion presenta una mayor profundidad de la que tiene a lo largo de su curso, y a la que se une la presencia de una gran peña o roca caliza.
El pozo de la Peña ha sido un lugar de peregrinaje en fechas señaladas como Jueves Lardero o San Juan, donde las cuadrillas de amigos se reunian en torno a una hoguera para degustar viandas y brebajes de diferente graduacion alcoholica. Pero sobre todo, el pozo de la Peña era un lugar de baño y recreo, donde muchos burgenses y oxomenses hemos combatido el rigor de los cortos veranos burgenses. Cosa que en los ultimos años se esta convirtiendo en algo imposible, debido al escaso o nulo caudal del rio.
Las fotografias fueron tomadas en periodos climaticos burgenses opuestos. Las primeras se tomaron un 23 de julio de 2005, coincidiendo con uno de los veranos mas secos que hemos sufrido en El Burgo. Las segundas corresponden con la nevada caida el 4 de abril de 2007. Una diferencia que nos hace reflexionar sobre los efectos del cambio climatico en El Burgo y en los ecosistemas burgenses.
GPS (SigPac): [I]

2 Comentarios:

koborron dijo...

La de historias que sabran estos chopos de aquellos deliciosos baños veraniegos. Tambien había otro sitio de baño fluvial que se llamaba Fuente de la Tejada, o algo así. Allí si que recuerdo haber ido alguna vez. Era mucho mas divertido que la piscina

Diario de un burgense dijo...

!Ay si hablaran los chopos, la peña o los tubos del pozo de la Peña...¡

El otro sitio de baño fluvial que me comentas es el denominado puente de la Tejada, que se encuentra de camino a Berlanga de Duero, justo cuando la carretera CL-116 atraviesa el rio Abion. Este lugar quedaba mas alejado de El Burgo, pero merecia la pena coger la bici de "cross" subir por el deposito de agua, atravesar los pinos del alto Soria, para finalmente bajar hasta el puente de la Tejada donde nos esperaba un refrescante baño y mucha diversion.

Saludos desde Diario de un burgense.