lunes, 28 de abril de 2008

Antenas y atalayas

[...] En la zona musulmana, el entramado defensivo de pueblos y castillos se completaba con gran multitud de pequeñas fortificaciones. Las atalayas. La mision de estas pequeñas torres era controlar y avisar de cualquier movimiento militar que hubiera en la zona. Eran torres de vigilancia y de comunicacion.

Un elemento clave en la defensa, tambien en el ataque, eran las atalayas que eran unas edificaciones de base circular y tendencia conica desde las cuales se dominaba totalmente el paisaje. La prueba de que estaban muy bien emplazadas es que compiten con ellas ahora las antenas de telefonia. De una a otra atalaya podia haber tres o cuatro kilometros. Desde esta hasta el castillo de Gormaz hay unos quince y se visualizan entre las dos perfectamente. Tambien compiten ahora con las atalayas, que estan situados en su proximidad, los vertices geodesicos que señalizan el territorio.

Ante una situacion de peligro se activaba el mecanismo de comunicacion entre atalayas mediante señales acusticas o visuales. Espejos en los dias de sol y fogatas durante la noche y en los dias nublados. Estas señales pasaban de atalaya en atalaya hasta llegar a la fortificacion mas proxima. En este caso a la fortaleza de Rello, que ponia en situacion de alerta a su guarnicion y de paso mandaba aviso a Medinaceli, y desde Medinaceli llegaban los avisos hasta la capital que era Cordoba.

Las fuentes hablan incluso de que habia una red tan tupida que eran capaces de llegar las noticias desde esta zona a Cordoba en cuestion de unas cuantas horas. Es decirse, que las noticias se irian transmitiendo por medio de un codigo de señales que ellos dispusieran para poder mandar mensajes en relativamente poco tiempo. Osea que de la atalaya iba a otra atalaya y al castillo pequeño. Y del castillo pequeño a Medinaceli o a Gormaz. Y de ahi a Cordoba si Dios quiere. [...]

Enlaces: [I], [II], [III], [IV]

2 Comentarios:

juancar347 dijo...

Interesante artículo. El sábado tuve ocasión de contemplar El Burgo y el castillo desde la atalaya de Uxama: impresionante. Saludos

Diario de un burgense dijo...

Juancar,

Me alegro de tus visitas a El Burgo y de que disfrutaras de tan bella panoramica desde la silla del Rey.

Un saludo.

Diario de un burgense.