lunes, 16 de noviembre de 2009

La Ciudad de los Obispos

Cada una de las etapas historicas de Osma ha dejado su huella y su legado. La Uxama celtibera y romana se muestra a traves del yacimiento arqueologico excavado en el cerro del Castro y se explica en el Aula Arqueologica de San Agustin.
La Osma anterior a la construccion de la catedral pervive bajo la estampa mellada de su castillo, encaramado sobre el Ucero frente a las ruinas de Uxama. El Burgo de Osma brota cuando la frontera de la Reconquista ya estaba en el Tajo y su imagen actual resume la herencia de siglos: una poblacion que arropa a su catedral y que se solaza en los soportales de la calle Mayor.
Pero la impronta de la catedral, que es su monumento mas interesante, no debe anular el placer de recorrer con deleite el tramo peatonal que une la universidad renacentista de Santa Catalina y la plaza de San Pedro. La hermosa fachada de la universidad esconde un patio de doble arcada que albergo hasta mediados del diecinueve a los estudiantes de medicina, derecho, filosofia y teologia. En la actualidad, el noble edificio se prepara para albergar una de las primeras hospederias de Castilla y Leon. A espaldas de la universidad se alza el Real Hospicio neoclasico y en el camino hacia Soria el colegio Ruiz Zorrilla, la antigua Audiencia y la plaza de toros neomudejar, que muestran la prosperidad de El Burgo en el arranque del pasado siglo.
La calle Mayor se ensancha en la plaza barroca, que enfrenta el antiguo hospital de San Agustin con la casa consistorial, ambos del dieciocho. La plaza es el rompeolas de la vida burgense. Entre la plaza Mayor y la de San Pedro discurre el tramo mas noble de la calle Mayor. La visita a la catedral supone un recorrido artistico desde sus vestigios romanicos hasta el esplendor neoclasico, que se concentra en los añadidos de la cabecera. El interior es de tres naves y en el destacan el retablo mayor, obra de Juni; el sepulcro gotico policromado del milagrero San Pedro de Osma, que cura a un enfermo con un pez sacado del Duero; el claustro renacentista; y el conjunto neoclasico de la cabecera. La joya del museo es el Beato de Osma (1086), del que se suele mostrar su original Mapamundi.

2 Comentarios:

Anónimo dijo...

Vivo en Colmenar Viejo y esta semana, en una publicación llamada IZONA, en su página 3 dentro de la sección Conocer, hay un artículo sobre el Burgo similar, salvando las distancias, a este que publicas. En él se supone que una colmenareña comenta cosas sobre el Burgo, su riqueza monumental, su gastronomía, su historia. Y es que el Burgo es muy muy famoso, por aquí y en todas partes, rara es la persona a la hables de él y no lo conozca. Aún no han subido el último número pero lo harán, supongo, su dirección es www.izona.org.
¿No agobia a los del pueblo el exceso de visitantes en fechas señaladas pese al orgullo que imagino también les causa?
Un saludo

Diario de un burgense dijo...

Hola Anonimo,

Te agradezco tu comentario en mi humilde blog. ¿Serias tan amable de enviarme dicho articulo escaneado a mi email (diariodeunburgense@gmail.com) para publicarlo en mi blog? Gracias por anticipado.

El Burgo pasa muchos meses en los que no se ve un alma por la calle, por lo que ese exceso de visitantes en fechas señaladas siempre es bienvenido.

Un saludo desde Diario de un burgense.